El casco de la estancia está ubicado al pie de la montaña, inmerso en un bosque forestado en 1920. La Granadilla consta del casco central; cocina, comedor, salón de juegos y música. Las habitaciones, departamentos y chalets están distribuidos en un gran parque con capacidad hasta 60 personas. Cada sector cuenta con un nombre que lo define e identifica. Decorados en diferentes estilos, transmiten esa grata calidez de las cosas simples.